jueves, 20 de diciembre de 2012

EL GATO CELOSO


En una casa vivía una hermosa joven de 19 años, la joven se llamaba Susana, tenía un gato de color plomo con rayas negras. Susana siempre mimaba a su gato, el gato quería que Susana esté alegre y sólo la quería para él.
Una tarde Susana fue con sus amigos a una fiesta; un chico se acercó a Susana le pregunto por su nombre, ella respondió amablemente, el joven se llamaba César.  César le pregunto a Susana si quería bailar con él, bailaron toda la noche y se hicieron buenos amigos.
César y Susana salían juntos, iban a comer helados, etc. Susana empezaba a sentir algo por él. Pasaron siete meses y César decidió declarar su amor a Susana, y se hicieron enamorados.
Pasaron dos meses y Susana dejaba poco a poco de acariciar y mimar a su gato. El gato se ponía cada vez más celoso.
Una tarde Susana invitó a César a cenar en su casa, mientras cenaban el gato ardía en celos. Llegaron las once y media de la noche, era muy tarde para volver a casa;  Susana invitó a César a pasar la noche en su casa, aceptó sonriendo.
César durmió en el sofá y Susana en su habitación. Mientras César dormía, el gato decidió ahorcarlo con su cola, el gato creía que Susana se olvidaría de él.
El gato tomo la decisión de matarlo ahorcándolo con su cola, bajó a la sala, enroscó su cola en el cuello, el invitado no podía respirar. Le presionaba fuertemente el cuello cuando de repente hizo caer un florero. Susana se asustó, bajo rápidamente, pero lamentablemente César ya estaba muerto.
La dueña decidió matar al felino, pero el animal no se dejaba ahorcar fácilmente, el gato logró zafarse y salió corriendo por la ventana, nunca regresó a casa.

Evelin Julisa Condori Uraccahua
Villa Cerrillos, Cerro Colorado, Arequipa
2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada