jueves, 20 de diciembre de 2012

MI MASCOTA ES UNA BESTIA


Cuando tenía entre 5 y 6 años mis padres trabajaban mucho y me quedaba sola en casa mirando televisión. Mientras estaba sola, leía una historieta en la que aparecía un monstruo espantoso, me asustaba mucho y empecé a llorar. En ese momento mi madre llegó a casa pues ya había regresado de trabajar; mi papá al poco rato también llegó de trabajar y ambos se asustaron al verme llorando, me preguntaban ¿qué había pasado? … no dije nada a mis padres.
Al día siguiente otra vez mis padres se fueron a trabajar y otra vez me quedé sola y miré la historieta de nuevo pero era cómo si me atrajera la bestia que estaba dentro  de la historieta. Me puse a leer todo sin saber que la bestia se hizo realidad y encima de mi ropero se había materializado, me miraba; yo no sabía pero al instante me di vuelta y la bestia se vino contra mí, no logró devorarme, supongo que él quería eso.
Mis padres llegaron justo en el momento de la pelea y asustados echaron vinagre y bicarbonato entre otras cosas más. Me  asusté y empecé a llorar. Mis  padres me contaron que la bestia ya se había marchado. Eso no ocurrió, ese monstruo quería mi amistad, y yo no me di cuenta. Y es así que la bestia hasta el día de hoy, es amable y  buena, se queda conmigo, jugamos como buenos amigos mientras mis padres se van a  trabajar.

Flor de María, Quispe Huaraca
Villa Cerrillos, Cerro Colorado, Arequipa
2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada