jueves, 20 de diciembre de 2012

Reflexión III: ¿Estamos tan mal?


Sin duda, el rendimiento de los estudiantes peruanos es inaceptablemente bajo, como se puede inferir de los detallados reportes y análisis de resultados de las evaluaciones nacionales del 2001 y del 2009 de la evaluación internacional PISA realizada el 2001.
En ellos se muestra, que los estudiantes peruanos de diferentes grados de primaria y secundaria no pueden lograr sus metas en áreas como comprensión de lectura y matemáticas.
Estos informes deberían ser la base de una profunda reforma que implique cambios en diversos aspectos pedagógicos (por ejemplo currículo, textos escolares, programas de evaluación, formación y capacitación docente).
El rendimiento educativo de los estudiantes peruanos es muy bajo, pero no es el peor del mundo y seguramente ni siquiera el peor de América, al menos de acuerdo con los datos objetivos disponibles. Por ejemplo algunos analistas han escrito y repiten que el único país con peor rendimiento educativo que el Perú en América es Haití, pero en realidad nunca hemos participado en una evaluación internacional junto con estudiantes de este país.
Algunas leyendas urbanas como ésta, junto con los pocos datos objetivos existentes, son seguramente las que han llevado a los entrevistados por el WEF a calificar tan bajo la calidad del sistema educativo peruano.
La calidad de la educación peruana necesita profunda reformas, reforma que podría empezar por proveer  de recursos para la sistemática implementación de instrumentos  pedagógicos recientemente aprobados. Para ello seguramente será necesario aumentar considerablemente la inversión pública por estudiante, monitoreando y evaluando rigurosamente las iniciativas que se vayan implementando.

OROSCO PACHECO, Edyth Elizabeth
Villa Cerrillos, Cerro Colorado, Arequipa
2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada