jueves, 20 de diciembre de 2012

EL GRITO DESESPERADO


Todo comienza en el pueblo Cápac Chica mi abuelita me contó que en el pueblo donde creció, las jovencitas se embarazaban a temprana edad, ella me decía que había una temporada de niñas embarazaras. Dice que en su pueblo había una señora que se hacía llamar  “alma perdida”, mi abuelita me dijo que esa señora  hacía todo  tipo de brujería  y que también realizaba abortos.
Mi abuelita me contó que las madres de las chicas embarazadas acudían por los servicios de la señora. Mi abuela pasó por la choza de la bruja se asomó por una ventana de la casa y vio una jovencita postrada en una cama, vio a la señora alistando una mesita pequeña, todo clase de tijeras, pinzas y otras cosas más, vio el aborto y escuchó algo parecido a un llanto de bebé, escuchó como el bebé lloraba desesperadamente dentro del vientre de su madre, vio como la señora lo sacaba  pedacito por pedacito sin tener piedad del llanto del bebé. 
Ella me dijo que eso sucedía con frecuencia en su pueblo.

Gabriela Verónica Aguilar Luque
Villa Cerrillos, Cerro Colorado, Arequipa
2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada